11 de agosto de 2016

¿Guerra sucia? El dictador Videla desmiente al presidente Macri.

Si algo faltaba para clarificar la ideología de derecha conservadora del gobierno actual, el mismo presidente la pone en claro usando palabras emblemáticas: "guerra sucia", la presidenta de las Madres de Plaza de Mayo es una "desquiciada", cuando la dictadura las llamaba las "locas de Plaza de Mayo", “No tengo idea si fueron nueve mil o treinta mil, si son los que están anotados en un muro o son muchos más”, la misma cifra que dijo Videla en su último reportaje.
Sin embargo, el mismo dictador desmiente al presidente desde ese mismo reportaje, el que Basurero Nacional analizó aquí.
Leamos esa nota del 4 de mayo de 2012, para ver si lo que hubo una guerra entre dos bandos o se ejerció un terrorismo de estado con un fin determinado y comparémos lo dicho por el dictador con la posición, ya inocultable, política y económica del gobierno:


Videla demolió el muro de imposturas de los defensores de la dictadura y le da la razón a Rodolfo Walsh.
Aunque sus palabras vieron la luz a través de condescendientes entrevistas en su prisión de Campo de Mayo, sirven para analizar los hechos de esos años, las verdaderas razones del golpe y da por tierra con los intentos de sus acólitos por justificar, explicar o atenuar los frutos de esa sangrienta dictadura con perspicaces teorías sobre sus causas y propósitos.
A continuación examinemos algunos párrafos provenientes de esa "confesión pública" de Videla.
La conducta de la dictadura obedecía a un plan detallado y consensuado entre las tres fuerzas antes del golpe, que incluso preveía el destino a darle a los detenidos-desaparecidos “irrecuperables” que se iban a generar, de cuyos cuerpos ya habían decidido su “disposición final”, Videla explica el término:
“La frase ‘Solución Final’ nunca se usó. ‘Disposición Final’ fue una frase más utilizada; son dos palabras muy militares y significan sacar de servicio una cosa por inservible. Cuando, por ejemplo, se habla de una ropa que ya no se usa o no sirve porque está gastada, pasa a Disposición Final” (…) que “ya no tiene vida útil".
Pongamos que eran siete mil u ocho mil las personas que debían morir para ganar la guerra contra la subversión" (…) pero "que no fuera evidente, para que la sociedad no se diera cuenta ni pueda provocar protestas dentro y fuera del país".

Es decir, la intención de la dictadura no era utilizar la ley, la legalidad para juzgar a los sospechosos de crímenes, ni apelar a la Justicia para conocer la verdad, sino la encarcelación o eliminación de ellos (los sospechosos o los opositores políticos) mediante métodos cruentos y clandestinos. Los detenidos no tenían derechos, y el destino de los considerados culpables por los mismos que los secuestraban (pero sin juicio previo) era la muerte, y el de sus cuerpos era la desaparición: eran arrojados al mar, a un río, a un arroyo o a un dique; o enterrados en lugares secretos, o quemados en un horno o en una pira de gomas de automóviles.
El dictador desacredita finalmente los dichos de tantos justificadores profesionales del accionar de la dictadura, y clarifica las verdaderas intenciones de los dictadores. Y la justificación de Videla es la siguiente:


"Tampoco podíamos fusilarlos. ¿Cómo íbamos a fusilar a toda esa gente? La justicia española había condenado a muerte a tres etarras, una decisión que Franco avaló a pesar de las protestas de buena parte del mundo: sólo pudo ejecutar al primero, y eso que era Franco. También estaba el resquemor mundial que había provocado la represión de Pinochet en Chile".

Pero además Videla reconoce que la masacre no comenzó el 24 de marzo de 1976, sino antes, en plena democracia:

"Las desapariciones se dan luego de los decretos de Luder, que nos dan licencia para matar. Desde un punto de vista estrictamente militar, no necesitábamos el golpe; fue un error porque le quitó legitimidad democrática a la guerra contra la subversión".

Cae aquí otro mito de los golpistas y sus partidarios: el golpe no se produjo a causa del accionar de los grupos guerrilleros o para combatirlos en la llamada “guerra sucia”, justificada tantas veces como la única manera de derrotarlos. Y Videla apela al fin de esa represión para justificar el método atroz elegido:

"La libertad de acción derivó en grupos que se manejaron con demasiada autonomía. Había una finalidad, que era lograr la paz sin la que hoy no habría una república. Pero los medios fueron tremendos."

El verdadero objetivo del golpe fue (contrariamente a lo que por décadas afirmaron sus partidarios y exégetas) político y económico, no militar, según aclara el mismo Videla:


"Nuestro objetivo era disciplinar a una sociedad anarquizada; volverla a sus principios, a sus cauces naturales. Con respecto al peronismo, salir de una visión populista, demagógica, que impregnaba a vastos sectores; con relación a la economía, ir a una economía de mercado, liberal. Un nuevo modelo, un cambio bastante radical; a la sociedad había que disciplinarla para que fuera más eficiente. Queríamos también disciplinar al sindicalismo y al capitalismo prebendario”.

El dictador identifica aquí la ideología y las razones del golpe, y lo asocia al modelo socioeconómico y de país del Proceso, que resulta ser el mismo que implementó el menemismo (y que postula la derecha actual) y que es defendido por los medios hegemónicos. Esta verdad casi de perogrullo, sin embargo no era reconocida por quienes se ven ahora salpicados por las palabras del propio Videla.


¿Pero, en ese entonces qué pensaba del golpe la clase empresaria nacional? Videla reconoce que “Los empresarios se lavaron las manos. Nos dijeron: ‘Hagan lo que tengan que hacer’, y luego nos dieron con todo. ¡Cuántas veces me dijeron: ‘Se quedaron cortos, tendrían que haber matado a mil, a diez mil más!” Era barato decir eso: ¡Mire el precio que tuve y que tuvimos que pagar! Y no me refiero sólo al precio objetivo de nuestra situación actual, de nuestra prisión actual, sino al precio subjetivo, a los planteos morales. Yo soy creyente, y esta situación me molesta. Confieso que tengo una molestia en el alma, que es cómo hacer para darle una solución a este problema."

Y Videla, para blanquear los procedimientos de la dictadura pero tratando de justificar un nuevo “punto final”, apela a la negación ante cualquier requerimiento de listas de víctimas y victimarios:

"Los detenidos eran alojados en lugares no comunes por razones de seguridad, que debían ser muy rigurosas, y además para tenerlos a mano para apretarlos cada vez que lo necesitáramos a cambio de nada o de algo. Son los mal llamados Centros Clandestinos de Detención, o los Lugares de Reunión de Detenidos, que era el término reglamentario."
Nota completa


Cualquier coincidencia con los objetivos económicos y los objetivos políticos contra el peronismo entre los de la dictadura y el gobierno de Macri es pura... realidad.
Para completar el análisis y desnudar la ideología económica, además de la política del gobierno, veamos quienes era los poderes económicos que alentaron y apoyaron la dictadura de Videla y compañía, y veremos demasiadas coincidencias con quienes apoyan al gobierno de Macri en otra de nuestras notas:


Una dictadura no llueve del cielo...
Finalmente, el Plan Económico de la Dictadura.
Videla y Jorge Zorreguieta
Las empresas y grupos civiles que participaron en la organización del golpe se instalaron principalmente en el Ministerio de Economía, que se le entregó al Consejo Empresario Argentino asumiendo su presidente, el empresario José Alfredo Martínez de Hoz, como ministro. La Secretaría de Ganadería le correspondió a la Sociedad Rural Argentina, representada por Jorge Zorreguieta (N.d.E.: Sí, el padre de Máxima Zorreguieta, la reina de Holanda). Por su parte, el Banco Central le fue entregado a la Asociación de Bancos Privados de Capital Argentino (ADEBA), siendo designado el economista Adolfo Diz, ex Director Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional y adscripto a la Escuela de Chicago. Como Secretario de Estado de Programación y Coordinación Económica, fue nombrado Guillermo Walter Klein de la Cámara Argentina de Comercio. El Ministerio de Educación también estuvo a cargo, desde un inicio, de un grupo de civiles provenientes del CONICET (Fundación FECIC), siendo nombrado Ricardo Bruera. Más adelante otros ministerios también quedaron a cargo de los grupos civiles, como el de Justicia,  el de Relaciones Exteriores,  el de Defensa y el de Salud. Por otra parte, a partir del la "presidencia" de Viola, el Ministerio de Economía se desdobló en varios ministerios que estuvieron a cargo de las organizaciones empresariales.

El plan económico.
El plan económico del Proceso de Reorganización Nacional fue diseñado básicamente por José Martínez de Hoz, quien se desempeñó como ministro de Economía hasta el 29 de marzo de 1981. Martínez de Hoz siguió los, en ese momento, nuevos lineamientos económicos de la Escuela de Chicago (genéricamente incluida en el concepto de neoliberalismo), que habían sido implementados por primera vez por la dictadura de Augusto Pinochet en Chile, instalada en 1973. Con posterioridad esa orientación económica se volvería hegemónica en el mundo occidental, a partir de las reformas económicas del presidente Ronald Reagan en Estados Unidos ("reaganomics") y la primera ministro Margaret Thatcher, en Gran Bretaña.
El plan económico fue presentado el 2 de abril de 1976, y tenía como objetivo explicitado detener la inflación y estimular la inversión extranjera. Se inició una reducción arancelaria que llegó a su máximo nivel en 1978, con la finalidad expresada de incrementar la competitividad de la economía argentina y promover sus «ventajas naturales». El resultado fue un proceso de importaciones masivas y un efecto desastroso sobre la industria. Grandes empresas industriales cerraron sus plantas: General Motors, Peugeot, Citroen y Chrysler, Siam, Decca (Deutz-La Cantábrica), la planta de vehículos utilitarios de Fabricaciones Militares, Aceros Ohler, Tamet, Cura, Olivetti, y otras miles de empresas industriales medianas y pequeñas. Para 1980 la producción industrial había reducido un 10% su aporte al PBI, y en algunas ramas como la hasta entonces extendida industria textil, la caída superó el 15%.
Apoyado en una política laboral que produjo una profunda reforma de las leyes laborales, la prohibición de la huelga, la intervención militar de los sindicatos, y la política represiva del Terrorismo de Estado, Martínez de Hoz decretó el congelamiento de salarios y contuvo el descontento general, ante una caída del nivel de vida de la población sin precedentes. El salario real, sobre una base 100 en 1970, había subido a 124 en 1975. En 1976, en un solo año, cae bruscamente a 79, el nivel más bajo desde los años '30 (OIT 1988). Nunca más ha vuelto a recuperarse. Adicionalmente la pobreza, que desde los años '40 se ubicó siempre debajo del 10%, y que era del 5,8% en 1974, subió al 12,8% en 1980 y al 37,4% de pobreza en 1982 (INDEC, datos correspondientes al Gran Buenos Aires). El desempleo por su parte, se mantuvo relativamente estable, partiendo de un 3,8% en octubre de 1975 y dejando un 3,9% en octubre de 1983, con un pico del 6% en mayo de 1982 (durante la Guerra de Malvinas).
El resultado combinado de las políticas económicas internas y la situación financiera internacional de abundantes capitales buscando plazas de inversión, impulsó un nivel de endeudamiento récord. La deuda externa, que fue producto, incluso, de la estatización de deuda externa privada, se elevó de 7.875 millones de dólares al finalizar 1975, a 45.087 millones de dólares al finalizar 1983. El proceso de endeudamiento constituyó esencialmente una operación delictiva ejecutada por empresas nacionales y extranjeras, militares y agentes económicos, según se comprobó en el importante fallo de 196 fojas dictado el 13 de julio de 2000 en el caso «Alejandro Olmos c/ Martínez de Hoz y otros s/ Defraudación».

Repasemos ahora el resultado de este plan económico en la pobreza:




Ante los hechos que rememoramos aquí sobre la dictadura que, como vimos, no llovió del cielo y para combatir el olvido de sus causas, es que este humilde Basurero repite una frase que todos conocemos: Nunca más.
Nota completa


Como vimos, el dictador coincide en la cantidad de desaparecidos aunque desmiente al presidente Macri con relación a la "guerra sucia". Además, el objetivo político-económico del gobierno coincide demasiado con los que tenía la dictadura, igual que los apoyos de ambos. Por supuesto, el gobierno de Macri no es una dictadura ni mucho menos, las instituciones funcionan y el período de democracia que comenzó en 1983 no tiene retorno, ni el pueblo es el mismo que el de los años setenta. Negar esto, además de un terrible error es falso. Pero también es un error político y de análisis obviar las coincidencias en objetivos de ambos períodos. Es hora de poner en claro estos hechos, dejar de lado los pruritos seudo-institucionalistas y llevar el debate a donde debe ir: el gobierno de Cambiemos es una revolución de derecha conservadora que trata de instalar en el país el modelo desigual e injusto agroexportador de princípios del siglo XX, el que estalló con la crisis mundial de 1929-30, como decimos aquí. Y si partimos de esa base se aclaran todas las medidas del gobierno de Macri.


Más información sobre el golpe de estado de 1976, sus causas y consecuencias en:
¿Por qué se produjo el golpe de estado del 24 de marzo de 1976?


Más información sobre la revolución macrista en nuestras notas:
La revolución macrista.
La revolución macrista, una lección para la izquierda nacional.


8 de agosto de 2016

La Ley de Murphy macrista: "Si nuestro plan económico puede fallar, fallará."

A 8 meses de asumir, el gobierno de Cambiemos deshace día a día las promesas de campaña y evapora las esperanzas que sus votantes tenían al llevarlo a la Casa Rosada. Se esfuerza además, con el propósito de distraer la atención sobre este hecho, en pergeñar nuevas postas hacia los mismos objetivos principales que expuso en su campaña: "unir a los argentinos, lograr el hambre cero y derrotar al narcotráfico"... Postas que luego, indefectiblemente, se derrumban a poco de caminar.




La primera Ley de Murphy del macrismo es, como dijimos en el título:

* Si nuestro plan económico puede fallar, fallará.

Pero la misma tiene dos leyes complementarias, que son:

* Si nuestro plan económico no puede fallar, lo hará a pesar de todo.

* Si nuestro plan económico parece que va bien, es obvio que hemos pasado algo por alto.

Para verificarlas, empecemos entonces por repasar las promesas/propuestas que enarboló Cambiemos durante la campaña para que la ciudadanía lo vote y las nuevas metas que fijó, ya en el gobierno, cuando las anteriores cayeron en saco roto:

*Eliminaremos el "cepo" al dólar.
Independientemente de lo que cada uno de nosotros creamos que era el famoso cepo, el gobierno cumplió esta promesa y eliminó las restricciones a la compra de dólares, lo que provocó la inmediata devaluación del peso.
Pero, también repasemos lo que decía Cambiemos sobre el valor que tendría el dólar y cuáles serían las consecuencias que traería o no realizar la devaluación:

Dijo Macri: “Van a sobrar dólares en la Argentina a partir de diciembre. Yo dejo flotar el tipo de cambio. Pero lo vamos a tener que sostener porque van a venir tantos recursos que la moneda (el peso) va a tender a apreciarse. Vamos a buscar un punto de equilibrio que no perjudique al asalariado”, indicó.
“En los primeros 90 días de gobierno se pueden generar reglas claras para que comiencen a entrar dólares a la Argentina. Temo incluso que el ingreso fuerte de divisas no tire para abajo la moneda, (sino que) la revalúe".


Dijo Prat Gay:
*"La devaluación no subirá los precios."
La suba del dólar no será inflacionario y prácticamente no afecta a nadie”.
Clarín, 6/11/2015


Prat Gay: "El dolar va a estar más cerca de $9,50 si hacemos las cosas bien y mas de cerca de $16 si hacemos las cosas mal".

Macri: "No es verdad que el dólar se va a ir a $15".


Veamos ahora lo que decían que sucedería con el "shock de confianza" que provocaría en "los mercados" la llegada de Macri al gobierno:

El ministro de Finanzas y Hacienda, Alfonso Prat Gay, adelantó que en las "próximas cuatro semanas" van a ingresar entre u$s 15.000 millones y u$s 25.000 millones".
Ámbito Financiero 16/12/2015


*Bajará la inflación:

Durante el mes de enero vamos a convocar a un acuerdo social para retrotraer los precios al 30 de noviembre.
Diaro BAE 29/12/2015


*No perderás tu empleo.
Podemos generar más trabajo y oportunidades.

* A partir del 10 de diciembre les prometo que vamos a estar un poco mejor.
Les prometo que cada día vamos a estar un poco mejor y eso nos va a entusiasmar, eso nos va a apasionar, esa es la Argentina que queremos todos. Y es hoy, es acá, es ahora que vamos a construirla, vamos Argentina.

*Mirar al futuro, no al pasado:
 "...si se dejara de mirar para atrás y buscar excusas; si se empezara a mirar hacia adelante para encontrar soluciones".




* "Si soy presidente, elimino el Impuesto a las Ganancias de trabajadores".

"En mi gobierno se va a acabar la inflación y no va a haber más Impuesto a las Ganancias para los trabajadores.
"Lo vamos a cambiar el primer día, porque eso deviene de la estafa que es la inflación: hoy cobramos un montón de billetes de 100 pesos que valen muchísimo menos que hace diez años, entonces no te pueden cobrar un impuesto a las ganancias porque hoy los salarios tienen menor capacidad adquisitiva", fundamentó.
InfoBae 8/9/2014



Los distintos voceros de Cambiemos, además del mismo Macri, no se cansaron de afirmar sin datos ni cifras a la vista que en los últimos cuatro años de gobierno kirchnerista el país no creció ni generó empleo privado, cosa que sí lograría el macrismo al llegar al gobierno. Veamos ahora lo que dicen las cifras del mismo gobierno al respecto.


¿Y qué dice el INDEC macrista que sucedió con el PBI argentino en estos últimos años?
Sí, que creció:




Nota completa



¿Y qué dice el Ministerio de Trabajo macrista con relación al empleo durante los últimos cuatro años?

Según el Ministerio de Trabajo el empleo registrado creció en 2012, 2013, 2014, 2015 pero cayó en 2016.



¿Y qué es lo que está logrando Cambiemos desde que llegó al gobierno con relación a estos ítems?


En mayo se perdieron 40.114 puestos de trabajo y también cae el empleo en junio.
Son datos oficiales correspondientes al sector privado formal.
En mayo, se redujo en 40.114 personas el número trabajadores ocupados en el sector privado formal, de acuerdo a los datos del Ministerio Trabajo. De 6.175.368 empleados en relación de dependencia en abril, bajó a 6.135.254 en mayo. A su vez, en junio, también volvió a caer el empleo privado en blanco: la baja fue del 0,1% con relación a mayo y del 0,3% la disminución interanual, según lo relevado por la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social.


En la comparación interanual, se advierte una contracción de cerca de 59.840 asalariados formales con respecto al mismo mes del año anterior, lo cual implica una reducción anual del 1% del total de los trabajadores bajo relación de dependencia”, dice el informe oficial de la cartera que conduce Jorge Triaca.
Nota completa



El 77% de los argentinos tienen que ajustarse para pagar las tarifas.

El cambio llegó al bolsillo.
Casi ocho de cada diez asalariados tuvieron que recortar sus gastos para poder pagar los servicios públicos. Los aumentos obligaron también a cambiar los hábitos de consumo. Ahora se come menos carne o cortes de menor calidad.

Los datos surgen de una encuesta del Centro de Opinión Pública y Estudios Sociales (CEPA) de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA. Dos tercios de los encuestados advirtieron que se redujo su capacidad adquisitiva.








Nota completa




El mismo titular del INDEC macrista, Jorge Todesca, reconoce (ahora que los intentos del macrismo por frenar la inflación fracasan) que:




Repasemos dos interesantes artículos periodísticos sobre estos temas, para ver si el macrismo cumplió con algunos de sus objetivos autoimpuestos:


Economía real
Por David Cufré
A esta altura, la Unión Industrial Argentina proyecta una dura caída del PIB del 2,5 por ciento para 2016, con una inflación del 40 por ciento como piso en el área metropolitana. Este número podría escalar a 50 por ciento si el dólar y las paritarias se recalientan, de acuerdo a la visión de los empresarios, quienes por ahora manejan esta información puertas adentro de la central fabril.
Todos estos datos alejan la posibilidad de una recuperación importante de la economía en la segunda mitad del año, como promete el Gobierno. El equipo económico acumula en poco tiempo varios pronósticos errados. En noviembre aseguró que una devaluación no impactaría sobre precios porque “el dólar oficial no afecta a nadie”. En enero tuvo que corregir. Alfonso Prat-Gay sostuvo que el fogonazo inflacionario que se había producido tras el alza del dólar de 9,80 a 13,50 pesos era “una joroba” que quedaría atrás ese mes, para seguir desde febrero con valores similares a los de octubre de 2015.
La muletilla de Cambiemos de que la economía no crece hace cuatro años quedó desmentida por las mediciones del Indec y del FMI para 2015. Otro mito que derrumban datos oficiales es que el año pasado no se creó empleo privado. Los registros de la AFIP evidencian que entre febrero y octubre se generaron 142.851 puestos de trabajo en el sector formal, al pasar de 6.438.596 a 6.581.447. En cambio, durante el gobierno de Macri la situación del empleo cambió de manera abrupta. Entre octubre y febrero se perdieron 26.035 puestos (54.774 en la construcción y 7502 en la industria, compensados por altas en agricultura y ganadería, comercio, servicios y el sector financiero), bajando el total a 6.555.412 ocupados.
Por ahora el funcionario celebra el acuerdo con los fondos buitre y la emisión de deuda por 15.000 millones de dólares para pagarle a los inversores carroñeros y cubrir gastos corrientes.


Aprendices de brujo.
Por Horacio Verbitsky
En los primeros seis meses del año la fuga de capitales rozó los 6.000 millones de dólares, la inversión se redujo más del 4 por ciento y el endeudamiento externo creció en forma vertiginosa en 47.000 millones de dólares. En eso consistió la lluvia de dólares pronosticada por la capitulación ante los fondos buitre, subestimando la crítica situación externa y la importancia del consumo para sostener el nivel de actividad. 
Este aluvión de dólares al revés y la paralela caída no sólo de la inversión sino también de los demás factores de la demanda global, el consumo y las exportaciones, y con ellos de la producción, del empleo y del salario, no son fáciles de contener. Durante casi diez años, Roberto Lavagna vaticinó que se produciría la temida estanflación, híbrido de estancamiento con inflación. Ahora que el año terminará con una caída del PIB de por lo menos dos puntos y una inflación de casi 50 el ex candidato presidencial de la UCR guarda silencio.
La evolución económica del primer semestre indica que el objetivo central del gobierno consistió en lograr una drástica modificación a favor del capital en la relación con el trabajo, mientras “las diversas e importantes promesas incumplidas más que errores fueron, y en muchos casos lo siguen siendo, afirmaciones dirigidas a asegurar la viabilidad social y política de ese objetivo primordial”, sostiene (un informe de CIFRA). La devaluación, la quita de retenciones y el tarifazo en los servicios públicos provocaron el nivel de inflación anualizado más significativo desde las hiperinflaciones de 1989 y 1990, superior a todos los convenios colectivos que firmaron los sindicatos, de modo que el salario real de los trabajadores registrados del sector privado cayó el 12 por ciento, impacto que fue aún mayor en los ingresos de los asalariados no registrados.
Nota completa


Para resumir, la "pesada herencia" propia, generada por el mismo gobierno de Cambiemos (el "mejor equipo de los últimos 50 años" según Macri), puede graficarse de la siguiente manera:





Como hemos visto, si el gobierno de Cambiemos no cumplió con los objetivos o promesas de campaña en materia económica, las que sí cumplieron fueron las tres Leyes de Murphy macristas, las que repetimos para finalizar la nota:

* Si nuestro plan económico puede fallar, fallará.

* Si nuestro plan económico no puede fallar, lo hará a pesar de todo.

* Si nuestro plan económico parece que va bien, es obvio que hemos pasado algo por alto.



También te pueden interesar las Leyes de Macri (leyes que los cerebros del "think tank" macrista postularon para ser distribuidas entre los "voluntarios" (Cambiemos no tiene grasa militante), funcionarios y legisladores para que las memoricen y tengan en cuenta en las discusiones políticas en los medios de comunicación o en los "timbreados" por los barrios), las que podés leer aquí.

1 de agosto de 2016

Con Macri, el país cambió de rumbo y aceleró a toda máquina...

Si en un par de meses seguimos hablando de CFK es que la luz al final del túnel es un reflejo en el iceberg...
Parece que las cosas van a seguir igual o peor que desde que asumió Macri, según dicen los que saben y reconocen los periodistas "independientes" afines al macrismo, así que Cristina Fernández de Kirchner seguirá siendo la figura central de la política argentina por varios meses más, ya sea por las "denuncias" de los medios hegemónicos, los rumores de pasillo de tribunales y la movilidad de los partidarios de la ex-presidenta. De ser así, Basurero Nacional está en condiciones de afirmar que la luz que veríamos al final del túnel este segundo semestre (Michetti dixit) sería nuestro reflejo en el iceberg al que estamos yendo a toda velocidad...
Veamos las pruebas de ello. Dice el principal vocero del establishment pro Macri:

Macri, entre lo trascendente y lo frívolo
Joaquín Morales Solá
Ése es el otro costado de las imágenes presidenciales que merece analizarse. El Ministerio de Trabajo consignó que en los últimos seis meses se perdieron casi 180.000 puestos laborales. La inflación tiene un ritmo anual del 40%. Ni el consumo ni la actividad industrial han dejado de caer. La economía está en recesión. Los vaivenes con las tarifas de los servicios públicos provocaron temor e inseguridad en amplios sectores sociales, que ya no saben cómo ni cuándo ni cuánto pagarán. El Presidente viene repitiendo que él sufre al lado de cada argentino que sufre en esta transición hacia una economía más seria, moderna y homologable. Las decisiones que ha tomado en ese sentido son elogiables, aunque cuestionen su implementación. La situación y aquellas palabras presidenciales chocan de frente con las imágenes que el propio Presidente difundió de su encuentro con Tinelli, el mayor ícono de la frivolidad argentina.

¿Quién ha ganado? ¿Quién ha perdido? "Si la sátira de Macri es en adelante menos corrosiva, el resultado será beneficioso para el Presidente", dijo un pragmático funcionario cercano a él. De hecho, la sátira de Macri, posterior a la reunión con Tinelli, bajó varios decibeles, aunque no abandonó el monotema de las tarifas, que es el costado más débil del Presidente en este momento. Tinelli no se llevó nada. Ni la AFA ni la Superliga. Típico de un negociador duro como Macri, que no concede nada cuando ya lo tiene todo. "Una reunión superficial", describió Tinelli ante un amigo. Lo cierto es que las imágenes de la reunión (no la reunión) dejaron la impresión de un Presidente que se equiparaba con Tinelli. No son lo mismo.

Nota completa


Otro editorialista destacado pero opositor al macrismo acerca su opinión coincidente sobre el futuro:

El cuento del abuelito
 Por Horacio Verbitsky
Jubilados y pensionados endulzaron el blanqueo de capitales, pero la reparación alcanzará a 500.000 o 700.000 personas, todas en el tramo superior de la pirámide. El gobierno sigue afirmando que beneficiará a más de dos millones de personas, ahora con pleno conocimiento de su falsedad. El amparo de un experto internacional es la última carta para impedir la destrucción del sistema previsional.
La presunta reparación histórica para jubilados y pensionados que el gobierno nacional usó como caramelo para que los incautos se tragaran el blanqueo de capitales, sólo alcanzará a una mínima franja de personas, alrededor del 10 por ciento del total, que están entre las de más altos ingresos. Así surge de las bases de datos de la Anses que desde esta semana pueden ser consultadas por los interesados en los efectos de la ley 27.260 sobre sus ingresos. Aún así, servirá como pretexto para la liquidación del sistema previsional de reparto. Pese a ello, en el decreto reglamentario 894/2016 el gobierno pretende que los beneficiarios “podrían ascender a más de dos millones de casos”, ahora con pleno conocimiento de su falsedad.

Entre 500 y 700 mil.

Los registros de la Anses cubren un universo total de 7,2 millones de jubilaciones y pensiones y el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) 6,6 millones en mayo, cuando el presidente Maurizio Macrì envió el proyecto de ley al Congreso. La discrepancia se debe al movimiento constante de altas y bajas en las bases de la Anses (que además incluye a viudos y viudas que cobran dos beneficios), mientras el único dato indudable es el del SIPA ya que registra las prestaciones efectivamente pagadas hace apenas dos meses. En cualquier caso, 4,4 millones de los registrados por Anses cobran la mínima, no tienen reajustes pendientes y no están alcanzados por la ley. Otros 1,7 millones están excluidos porque corresponden a los regímenes especiales (Poder Judicial, ex cajas provinciales transferidas a la Nación, malvineros y otros). Un trabajo interno de la Anses, que el gobierno nacional oculta porque pone en evidencia la falta de sustento de su publicidad engañosa, estima que a priori la reparación podría llegar a 1,1 millón de personas, pero cuando esa cifra se descompone en sus partes, oscilarían entre 500.000 y 700.000:

- 200.000 tienen sentencia favorable, ya sea firme, de segunda instancia o con Recurso Extraordinario presentado y no apelado o desistido por el Estado. Para pagarles no hacía falta ninguna ley. Los abogados les están aconsejando que no acepten la quita propuesta por la ley y que exijan el pago completo de la sentencia.


- 500.000 que iniciaron juicio pero aún no tienen sentencia de segunda instancia, o que no recurrieron a la justicia pero recibirán una actualización importante.


- 400.000 “están para analizar”, según la terminología de la Anses. Los funcionarios que trabajan en el tema dicen que una porción de ellos recibiría una mejora tan exigua que no compensaría el gasto de los trámites para percibirla, por ejemplo cobran 10.000 pesos mensuales y les aumentarían a 10.100 o 10.200.


Además, una parte sino todo lo que obtengan por esa vía lo perderán por efecto de la política económica recesiva. Ya está ocurriendo y se agudizará: la movilidad semestral de las jubilaciones y pensiones fue de 15,35 por ciento entre octubre de 2015 y marzo de 2016, cuando la inflación superó el 20 por ciento (20,53 por ciento para el Indec, 20,42 por ciento para el Congreso). Uno de los indicadores que se utilizan para calcular el aumento de las jubilaciones es el de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte). Entre octubre y marzo fue del 13,33 por ciento, por lo cual es previsible que el próximo ajuste de las jubilaciones, en septiembre, esté aún más desfasado de la inflación, que al concluir el año oscilará entre el 45 y el 50 por ciento. El ciclo vicioso de la recesión muerde los talones de los jubilados.

Si el anterior gobierno con las moratorias y la ley de actualización fortaleció la base de la pirámide, de modo que el 75,9 por ciento de los jubilados perciben la mínima y otro 14,9 por ciento hasta dos mínimas, el actual sólo propone mejoras para la reducida cúspide. Aunque esto sólo mejorará los ingresos de uno de cada diez jubilados para el Estado tendrá un altísimo costo, que pondrá en peligro la sustentabilidad de todo el sistema. Si se pagaran los 380.000 casos que ya están en juicio, con una sentencia media de 400.000 pesos en una hipótesis conservadora, el stock a pagar ascendería a 152.000 millones de pesos, unos 10.000 millones de dólares. Pero además, suponiendo un ajuste medio de 4.500 pesos por caso, el nuevo flujo a erogar cada mes sería de 1.700 millones de pesos, o 22.230 millones más por año. Esto implica un 4,4 por ciento de aumento de la partida anual de jubilaciones y pensiones, que acabará muy pronto con el Fondo de Garantía de Sustentabilidad. La ley prevé otras vías de desfinanciamiento del sistema, al ratificar la devolución de impuestos coparticipables a las provincias, la virtual eliminación del impuesto a los bienes personales y el incremento considerable del gasto.
Nota completa


Es por eso que afirmamos que la expresidenta seguirá en las pantallas de TV, en las radios y tapas de los diarios. Por ejemplo, leamos lo que nos dice otro reconocido periodista:

Fin de la feria, vuelta del blooper
Por Raúl Kollmann
Bullrich y Elisa Carrió intentaron, con el arma de por medio, vincular a Mallo y el kirchnerismo con la triple fuga de los Lanatta y Schillaci en diciembre, la efedrina, el triple crimen de General Rodríguez y los narcos colombianos. “Mallo proveía las armas para que Aníbal Fernández y Néstor Kirchner mataran”, se despachó Carrió el 25 de junio. Mañana, con el regreso de la actividad plena en Comodoro Py, irá a declarar la hermana Celia Inés, imputada por encubrimiento en el caso de los nueve millones de dólares de José López. No será la única que esté ante el juez Daniel Rafecas: esta semana tendrá que declarar como acusado Eduardo Gutiérrez, el dueño de la empresa constructora Farallón, asociada con Angelo Calcaterra y Nicolás Caputo en varios proyectos. En la indagatoria de Gutiérrez se buscarán los primeros indicios de qué empresarios le pagaron coimas o dádivas a López, una investigación que, si avanza, chocará con las grandes constructoras. La actividad judicial se iniciará también con novedades en el caso AMIA, Lázaro Báez y los Panamá Papers y con la consigna que invariablemente aparece cuando hay movimiento de Comodoro Py: “La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner podría ir presa”. El análisis de los expedientes no permite, al menos por ahora, hacer ese pronóstico.

Casco

A principios de julio, la ministra Bullrich concurrió personalmente al Aeroparque para recibir al promocionado prófugo Pérez Corradi: para la ocasión hasta inventaron un doble para bajarlo del avión, porque seguramente consideraron que si iban a atacar –no se sabe quién– mejor era que fueran contra un efectivo de las fuerzas de seguridad. Al día siguiente, el show continuó, esta vez con francotiradores, otra vez cascos, chalecos y centenares de efectivos. Nadie intentó disimular que se trató de armar un show político, orientado contra el gobierno anterior.

Este diario está en condiciones de adelantar que la juez Servini de Cubría considera un fiasco las declaraciones indagatorias del prófugo estrella. Se dice que lo mismo opina el fiscal Juan Pedro Zoni. Tal vez lo más trascendente hasta ahora fue que Pérez Corradi se involucró él mismo en el tráfico de efedrina, es decir que admitió ser parte de la cadena que, a través de laboratorios y droguerías, trajo el precursor desde la India y China y la proveyó a cárteles mexicanos.
Cámaras
Todo indica que, aunque haya más ruido que nueces, el fin de la feria traerá nuevamente una nube de cámaras de televisión, móviles y cronistas. Hay un reclamo desde el oficialismo y sus correlatos en la justicia para que la atención esté puesta ahí y no en los tarifazos, las pérdidas de empleo o la recesión.

Por lo que se ve, los ruidos judiciales seguirán apuntando a Cristina, el verdadero trofeo de los tiempos actuales. Mientras tanto, tampoco les viene mal el desfile de imputados o testigos con el casco y el chaleco antibalas puestos, bajando de los camiones celulares como si fueran el Chapo Guzmán o un Pablo Escobar resucitado. Los jueces dicen que semejante despliegue no está pedido por ellos, sino que es una orden del Ministerio de Seguridad.

Nota completa


No sea cosa que, además de distraer la atención del profundo ajuste económico y la quita de derechos que está en curso, otro propósito sea sacar de la cancha a los jugadores más peligrosos para el oficialismo con vista a las elecciones del año próximo... ¿No?
Veremos...

Otras basuras en oferta

DELIVERY BASURERO

DELIVERY BASURERO
Si querés que te avisemos cuando publicamos una nota, pedilo a basureronacional@gmail.com